Las geopatías son las grandes desconocidas, pero es muy importante saber la importancia que tienen y cómo afectan en nuestro día a día. Las geopatías y el conocimiento de su ubicación es básico y fundamental para nuestro bienestar.

¿Quieres saber más sobre las geopatías?

Es importante saber que el ser humano no solo depende de los alimentos que come o del aire que respira, sino también, que en el universo existe una energía sutil, en constante vibración, que estructura y anima a todos los seres vivos y a la tierra misma.

Trabajos recientes han demostrado que recibimos constantemente, del centro de nuestro planeta, ondas vibratorias que han podido constatarse gracias a sensibles detectores como un galvanómetro, que mide la resistencia eléctrica de la piel de un individuo, y es variable en función del lugar donde se encuentre.

Fruto de ello ha nacido una nueva ciencia, la geobiología, que estudia los efectos sobre la vida de radiaciones telúricas, corrientes de agua subterránea, líneas magnéticas, perturbaciones electromagnéticas, contaminación eléctrica etc…

¿Qué nos ocurre con las geopatías?

Hablamos de geopatía cuando el organismo de una persona recibe influencias de sobrecarga debido a ondas vibratorias que salen del centro de la tierra y que le pueden ocasionar alguna enfermedad. Dicho lugar actúa como foco de sobrecarga, ya que se acumulan isótopos radioactivos, que provienen de la radioactividad natural que emite la tierra o de la radioactividad artificial generada por las centrales nucleares.

El cuerpo de la persona que se encuentra en una zona geopatógena está continuamente expuesto a los niveles de radiación de ese lugar, y por ello cuando una cantidad importante y una exposición prolongada (zona de trabajo o la cama) el efecto que produce puede lesionar, destruir o modificar las células.

Este hecho explica que los órganos lesionados de las personas, que se encuentran en los lugares geopáticos, sean los que están en la vertical del punto geopático.

¿Cuáles son los trastornos más frecuentes?

Los más frecuentes van desde insomnio, cansancio al levantarse, dolor de cabeza o de espalda al levantarse, dolores reumáticos, cansancio crónico, problemas circulatorios y cardíacos (taquicardia), afectación del sistema de defensas, nerviosismo, irritabilidad, estado de ánimo depresivo, hasta su influencia en la aparición de una enfermedad neurológica o algunas muchos más graves.

Por todo esto, es muy importante incluir en el estudio de Feng Shui, un plano con las geopatías  y así poder evitarlas.

«Evita permanecer encima de ellas»

 

Copywriter Azahara Gallego.-