“Para nuestra mente no existe diferencia entre real e imaginario”

El término de Inteligencia emocional se hizo conocido, gracias al trabajo de Daniel Goleman, psicólogo y Doctor en Filosofía, con su libro EMOTIONAL INTELLIGENCE (1995).

NATURALEZA DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

Como Inteligencia Emocional, nos referimos a la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las emociones tanto en nosotros mismos, como en nuestras relaciones.

EL PROCESO DE LA GESTIÓN EMOCIONAL.

Tantos los estados internos como las emociones, son producto de nuestras estrategias mentales, construidas a través de representaciones.
Es decir, que lo que pensamos es producto de nuestras percepciones a través de la vista, el oído y los sentidos, que estructuramos de forma subjetiva.
La mente a través de las representaciones internas, les da significado y crea los estados internos, y es ahí cuando cualquier imaginación es valorada por nuestra mente como si fuese real.
Esto es la clave para entender cómo nuestros pensamientos actúan en nuestra salud.
Para nuestra mente no existe diferencia entre real e imaginario.
Cuando en nuestra mente creamos una situación o representación, se crean los estados internos que junto con los impulsos se transforman en acciones.
Todo lo que producimos desde nuestros pensamientos, de cómo lo pensamos y la actitud que adoptamos repercute en nuestras emociones.
De ahí que el tener PENSAMIENTOS POSITIVOS favorezca nuestra salud, no sólo la mental sino también la física, ya que nuestros pensamientos y salud mental influyen directamente en la parte física (dolencias, molestias, fatiga, insomnio etc.…)
Tenemos que cuidar nuestros pensamientos.

5 ELEMENTOS DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

1.- CONOCER LAS PROPIAS EMOCIONES
La autoconciencia es la CLAVE de la Inteligencia Emocional. El poder gestionar las emociones, nos ayuda a controlar aquellas que son negativas para nuestra salud. Hay que prestar atención a nuestros estados internos y nuestras reacciones.  Reconocer un sentimiento o emoción mientras ocurre.

2.-AUTOREGULACION
Poder manejar los sentimientos de forma correcta es una capacidad que se basa en la consciencia de uno mismo, para ello es necesario tener herramientas suficientes para poder controlarlo y cambiarlos si es necesario.
No hay que reprimir las emociones sino equilibrarlas.

3.- MOTIVACION
Hay que establecer un objetivo y ordenar las emociones focalizándonos en él. Dominar nuestras emociones, posponer la gratificación y controlar los impulsos, será fundamental para conseguir nuestras metas.
Es la base de nuestros logros.

4.-EMPATIA
Como definición general es la comprensión en profundidad de los sentimientos, necesidades o problemas ajenos. Trabajar esta capacidad es bueno para con los demás, y a la vez beneficioso con nosotros mismos, ya que nos ayuda a captar los propios estados emocionales y percibir los elementos no verbales que están asociados a las emociones.

5.- LIDERAZGO
La destreza para las relaciones se debe en gran medida a la capacidad de empatizar con los demás, esta habilidad rodea a la popularidad, liderazgo y las relaciones entre personas. Si se dominan, una persona puede realizar de manera positiva actividades que estén vinculadas a las relaciones con otras personas.

 

Debemos ser conscientes de la importancia de tener unos pensamientos sanos. La mente no distingue entre realidad o imaginación, por ello reacciona de la misma manera.
Si somos capaces de controlar nuestros pensamientos y transformarlos en positivos, la repercusión sobre nuestra salud mental y física será positiva.

 

Conoce mis terapias para ayudarte a conseguir unos pensamientos saludables y  lograr las herramientas necesarias para gestionar tus emociones. Con la hipnosis y las sesiones de coaching en PNL podrás adquirirlas.

 

Copywriter Azahara Gallego