Viaje sonoro

En Feng Shui podemos usar los cuencos tibetanos para curar ciertas zonas de nuestro hogar que necesitan el elemento  Metal.

Con el sonido armónico de los cuencos tibetanos logramos armonizar aquellos lugares que lo necesitan y crear una energía fluida.

Los cuencos tibetanos también tienen la función de equilibrar nuestro cuerpo. Para poder explicar de primera mano cómo actúan los cuencos tibetanos en la salud, he entrevistado a Veronica Ivaldi  titulada en Italia como operadora holística en músico – frecuencia.

A continuación os dejo esta interesante entrevista.

1. ¿Qué son los cuencos tibetanos y para qué sirven?

Los cuencos tibetanos son instrumentos forjados por artesanos y son hechos de una aleación de 7 metales, cada uno de estos metales está asociado a un cuerpo celeste: el plomo es Saturno, el oro es el Sol, la plata es la Luna, el cobre es Venus, el hierro es Marte, el mercurio es Mercurio y el estaño es Júpiter. Cada planeta corresponde a uno de los 7 chakras principales.

Los cuencos eran utilizados por los monjes tibetanos, como instrumentos de meditación y con su introducción en el Occidente han sido integrados a varios tipos de terapias alternativas y actualmente se utilizan para la armonización energética el reequilibrio de chakras, limpieza energética de objetos, espacios y en la meditación.

2. ¿Cómo actúan en nuestro cuerpo?

Estos instrumentos emiten varias frecuencias al ser frotados con una baqueta (en su borde) o al ser golpeados por una maza. Los cuencos emiten una frecuencia denominada “fundamental” (una nota de base) y también los sonidos “armónicos” (sonidos extras que se generan por encima de la frecuencia “fundamental” con relación matemática entre ellos).

Los sonidos “armónicos” tienen propiedades armonizadoras y llevan al oyente a entrar en un estado de consciencia alterado. De esta forma, durante un Baño de Sonido, las ondas sonoras emitidas por los cuencos tibetanos atraviesan el cuerpo físico y el campo áurico de los oyentes y ponen en vibración nuestras aguas internas y nuestras células.

Las energías “pesadas” que se encuentren estancadas en nuestro campo áurico o en nuestro cuerpo físico, vuelven así a ser fluidas.

El proceso de limpieza energética que se genera por medio de las ondas sonoras, actúa por el principio de “Resonancia”: para explicarlo con un simple ejemplo, cuando un cantante hace estallar una copa con el sonido de su propia voz. El cantante canta la frecuencia de resonancia de la copa y la hace vibrar y de esta forma amplificando el volumen de la voz, la copa estalla. Cada elemento tiene su frecuencia de resonancia (los planetas, nuestros órganos, nuestros huesos etc.).

“Todo es vibración en este Universo”

3. Beneficios para la salud.

Limpieza energética; Elevación de la frecuencia vibratoria; Equilibrio de los hemisferios cerebrales; desbloqueo emocional; relajación de la mente; sube las defensas inmunológicas; disminuye el estrés; ayuda a meditar; ayuda a disolver la ansiedad.

4. ¿Cómo pueden equilibrar a una persona?

Ayudan el equilibrio de una persona transformando las energías “pesadas”, estancadas en su campo áurico y en su cuerpo físico, devolviendo el ser a un estado de bienestar, a través de una armonización energética.

5. ¿Cómo es una terapia con cuencos?

 El Baño de Sonido con cuencos tibetanos:

Se comienza con una meditación para alinear los chakras y para anclarse con la tierra y poder sostener el proceso energético de la sesión y calmar la mente.

Luego la persona se estira en un mat de yoga con los ojos cerrados y recibe las vibraciones de los cuencos, que le ayudan a ir a un estado de consciencia alterado, más relajado, donde es más fácil conectar con el subconsciente y experimentar un viaje al interior.

El Baño de Sonido o Viaje Sonoro es una experiencia de masaje de sonido, vibraciones de los cuencos tibetanos y de la voz cantada, que juntos, crean una sinergia que beneficia al cuerpo físico y al sistema energético.

 La armonización energética (sesión individual), se desarrolla así:

Después de una charla introductoria para conocernos, la persona se estira en la camilla y percibo cuales son los puntos en el cuerpo y en su campo áurico donde se necesite armonizar la energía.

A continuación, me predispongo como canal energético y la energía vuelve a fluir a través de mí y la persona la recibe.

Durante este proceso utilizo técnicas como el Reiki, el sonido de la voz, los cuencos tibetanos o diapasones, los aceites esenciales, para que la energía vuelva a su fluidez y así la persona pueda volver a un estado de bienestar.

♦  ♦  ♦  ♦

Seguro que después de leerla te apetecerá escuchar el sonido armónico de los cuencos o tener una terapia sonora.

 

Copywriter Azahara Gallego