El tipo de hipnosis que usamos en nuestras terapias es la hipnosis Ericksoniana, cuyo origen proviene del maestro de la hipnosis indirecta, Milton Erickson, psicólogo, médico e hipno-terapeuta estadounidense. Fue quien cambió las técnicas de hipnotismo aplicadas a la psicoterapia.

La hipnosis normalmente suele coincidir con un estado de relajación, un trance donde las limitaciones de nuestro consciente quedan temporalmente alteradas, bajando las defensas racionales, de esta forma la persona está más receptiva a nuevos patrones para solucionar los problemas.

En tu subconsciente están todas las respuestas.

qué es la hipnosis artículo de Azahara Gallego¿Qué es la hipnosis ericksoniana?

Es un estado alterado de la conciencia, donde ciertas funciones quedan pasivas con consentimiento de la persona, dando lugar a que el subconsciente pueda expresarse.

En la hipnosis Ericksoniana se parte de que cada persona tiene todas las herramientas y todas las respuestas necesarias para poner solución a aquellas situaciones que necesitan respuesta. Nuestro subconsciente guarda y almacena situaciones, comportamientos, patrones etc… que muchas veces no recordamos, pero al acceder a través de la hipnosis podemos recuperarlas y nos ayudan a poner soluciones.

¿Qué podemos tratar?

Podemos tratar aspectos psico-emocionales, como por ejemplo: Trastornos emocionales, estrés, ansiedad, fobias o depresión. Perdida o duelo. Traumas y bloqueos.

Realización personal: Alcanzar objetivos, aumentar la confianza en uno mismo, autoestima, expandir la creatividad y la concentración, insomnio, mejora del sueño, modificar sentimientos negativos, ser más feliz.

Sesión de hipnosis Azahara Gallego¿Cómo transcurre una sesión?

Ante todo, hay que establecer unos criterios éticos en ambos sentidos, tales como el respeto, la confianza y la ecología para la persona que se hace la terapia. Se inicia con una fase de inducción, donde la persona se va relajando. Poco a poco se va profundizando en un ligero trance, siempre con el acompañamiento del terapeuta, quien se encarga de sostener las situaciones que se puedan producir. Una vez se encuentra en estado de trance se aplican las herramientas de forma que el subconsciente las pueda integrar, y finalmente, de forma lenta, se invita a salir del trance.

Es un proceso que se genera casi de forma natural, donde la persona, a posteriori, recuerda lo que ha podido experimentar, y poco a poco va integrando las soluciones que ha obtenido de este proceso.

¿Por qué es tan efectiva?

Como ya se ha comentado anteriormente, se parte de la base de que cada persona dispone de todas las herramientas necesarias para solucionar ciertas situaciones, puesto que nuestro subconsciente almacena información y recuerdos desde momentos pasados, o incluso, memorias más antiguas.

El subconsciente es el motivo de muchas razones de nuestro pensamientos, sentimientos y actos. Por esta razón, lo que hace este tipo de hipnosis es dejar en estado de vigilia, durante un tiempo, nuestro consciente, para que podamos llegar a ese subconsciente, que es el punto de partida, y trabajar directamente allí.

Se trabaja a través de metáforas, lenguaje metafórico, modelo inverso, y uno de los aspectos más importantes es el acompañamiento del terapeuta con las emociones y la forma de sostener la experiencia de la persona.

Azahara Gara.-

Terapias energéticas