Realizar un trabajo mediante la técnica del Feng Shui nunca equivale a tener un espacio de tipo oriental, cada casa puede y debería mostrar su espíritu propio, reflejando el alma y cultura de las personas que viven en ella. El Feng Shui se adapta a todas las tendencias.

A menudo, las cuestiones y principios más importantes de este arte se centran en la distribución interna de un espacio (pasillos, puertas, ventanas, etc.), la orientación magnética y las variables temporales o ciclos naturales. A continuación, daremos algunas pautas sobre el tema de la decoración, de forma básica y sencilla.

Antes de empezar a distribuir o aplicar las medidas que nos indica un estudio de Feng Shui, el primer paso está claro…

Vació y orden FENG SHUI AGARAVacío y orden.

Uno de los casos más frecuentes es ver casas llenas de objetos, que forman: trasteros, desorden, obstáculos y caos. Para hacer un buen Feng Shui en primer lugar hay que desprenderse de lo innecesario.

Hacer vacío te sirve para recuperar una buena cantidad de energía vital perdida en alimentar objetos innecesarios. El vacío es liberarse de todas aquellas cosas que te suponen cargas tanto físicas (para moverse con libertad y sencillez), como psicológicas (hilos que nos atan a recuerdos, sentimientos o sensaciones insanas).

Objetos rotos, que no funcionan, que nos traen malos recuerdos, objetos que no usamos o que tenemos por compromiso… Tener determinadas cosas de otras personas que en su momento nos prestaron y no hemos devuelto, colecciones que pueden ser obsesivas, joyas antiguas que han estado con un contacto muy directo con sus dueños y que, al usarlas sin limpiarlas previamente, podemos adquirir una energía de la que no sabemos la procedencia.

La palabra vacío significa hacer un desprendimiento de lo innecesario, ese espacio vacío que queda dará lugar a algo nuevo.

Formas FENG SHUI GARAFormas y elementos

A las formas se le presta buena atención en Feng Shui, evitando sobre todo que sean agresivas o hirientes. Cada forma está representada por uno de los 5 elementos.

Las curvas representan al agua, las formas cuadradas hablan del elemento tierra, las picudas o triangulares corresponden al fuego, las redondas, esféricas u ovaladas se relacionan con el metal, y por último las altas o rectangulares, al elemento madera.

Símbolos y decoración

Los símbolos que se utilizan en un espacio deben ir en consonancia con tu personalidad, gustos y visión de las cosas. Generalmente casi todas las casas siguen este principio, ya que queramos o no, la decoración esconde ciertos hechos psicológicos.

A nivel de Feng Shui, un buen consejo sería la búsqueda de la belleza, siendo una palabra subjetiva y distinta para cada persona. Con la búsqueda de la belleza, también nos referimos a motivos y expresiones emocionales. Si se quiere poner un cuadro, lo más aconsejable sería analizar qué representan.

Símbolos FENG SHUI GARAPor ejemplo, si se está buscando pareja, o buenas relaciones y contactos en su vida, habrá que proyectar eso, no poner imágenes de personas solas, tristes o enfadadas.

El único consejo que podemos darte, en referencia al Feng Shui y los símbolos, es que proyectes en tu mente tus mejores anhelos y te rodees de decoración que exprese las mejores vistas o ventanas virtuales hacia esas metas.

Para terminar, al aplicar el Feng Shui hay que tener en cuenta principios como el orden, la limpieza y la vitalidad que emana de su entorno. Recuerda que el Feng Shui tiene en sus puntos más esenciales la búsqueda de belleza.

Colores generales

En cuanto al color, un consejo flexible es la utilización de tonos claros y la gama de pasteles, cuando se trata de grandes superficies como las paredes, ya que nos permite un mayor juego con la decoración general de tu espacio.

Colores y elementos FENG SHUI GARAEvidentemente, todo no tiene por qué ser neutro, pero esta recomendación facilita tener la base para jugar posteriormente con cuadros, mobiliario, suelos y decoración. Además, los colores claros o pasteles facilitan la iluminación y el ahorro energético. Por supuesto se pueden utilizar tonos intensos, aquí el consejo sería hacerlo con equilibrio y moderación y en zonas puntuales. Lo fuerte, impactante e intenso, como la música alta, las comidas fuertes, o las celebraciones, no pueden prolongarse mucho en el tiempo, sin que la salud se resienta.

La base sería: suelos de colores terrosos (se recomienda el parqué por la calidez), paredes con colores claros o pasteles y techos blancos. A partir de ahí se va jugando con los elementos decorativos para conseguir equilibrio y armonía en el lugar.

Azahara Gara.-

Terapias energéticas